Las pymes ya se pueden permitir un despacho de abogados

Las pymes ya se pueden permitir un despacho de abogados

En pleno Siglo XXI nadie duda de que el conocimiento de la legislación vigente y los cambios que en esta se producen son fundamentales para cualquier PYME, pero el día a día de ellas y la falta de recursos, hacen que en muchas ocasiones, no sea posible estar al pie de la actualidad, dando lugar, en ocasiones, a la comisión de infracciones que pueden tener graves repercusiones no sólo en la productividad de la empresa, sino también para sus administradores.


Tener al abogado “en casa” es un coste que no todas las empresas se pueden permitir, afortunadamente, tal y como nos comenta Alberto Rodriguez , Responsable del equipo de Asesoramiento de dPG Legal, “en la actualidad, es posible contratar un servicio integral de abogados que garanticen el cumplimiento de todas las obligaciones de la empresa en materia laboral, fiscal y contable a un coste muy ajustado y, desde luego, muy inferior a tener un departamento jurídico propio”, también, añade “es muy importante contar con una asesoramiento experto en el caso de emprendedores que se aventuran con su propio negocio, contar con la experiencia y los servicios jurdícos que permitan cubrir las necesidades jurídicas sin que la factura se dispare. Es, en los momentos iniciales de la constitución de una empresa cuando se pueden cometer errores con un alto coste futuro”

Son innumerables los casos de saneadas empresas y proyectos que desaparecen por no haber contado con un asesoramiento jurídico adecuado, o el frecuente caso de empresas familiares veteranas, que, al llegar la 3ª generación, con conflictos entre los herederos, ven como acaba su ciclo tras décadas funcionando bien o incluso liderando mercados. Hoy en día contar con un abogado de empresa adecuado ayuda a las pymes a ganar tranquilidad y hacer las cosas bien. Prevenir los conflictos entre accionistas, resolviendo discrepancias en mediación de conflictos en lugar de los tribunales o cumplir con las obligaciones fiscales y evitar así sanciones de Hacienda ya no es una cuestión de tamaño de empresa.

Anticiparse a los problemas, la empresa también tiene responsabilidad jurídica

Hoy en día, muchas empresas sólo acuden a abogados especializados cuando surgen los problemas, cuando el daño ya está creado y la solución es más complicada y costosa. Contar con un despacho de abogados, lejos de ser un coste, puede ser una gran inversión que ahorre costosas multas a las empresas, y es que, el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento.

En los últimos años, además, un buen asesoramiento toma especialmente importancia con el llamado Compliance Penal y es que la actual redacción del artículo 31. Bis del Código Penal ha venido a definir el nuevo marco legal penal de la Persona Jurídica, estableciendo la posibilidad de que las personas Jurídicas puedan ser sujetos activos de delitos. Ignacio González Gugel, Responsable del departamento de Compliance Penal de DPG Legal desvela las claves que ninguna empresa ni empresario debe descuidar en este campo y como se solventa con la aplicación de un “ Compliance Program”.

“En primer lugar, nuestra tarea es ayudar en la prevención de la comisión de delitos por parte de la persona jurídica, pero además, es muy importante la detección temprana de estos y lograr una rápida reacción de la persona jurídica ante el conocimiento de los mismos. Sólo así se podrá lograr evitar la comisión del delito dentro de la empresa, ya sea por los directivos o empleados de la misma y subsidiariamente, obtener la aplicación de un atenuante o eximente del mismo” dPG Legal desarrolla para sus clientes programas de compliance penal con el establecimiento de protocolos de prevencion penal para empresas.

En España, pero también en el extranjero...

No hay duda de que en este entorno global cada vez son más las pequeñas empresas que cuentan con los servicios de empresas especializadas en ofrecer servicios jurídicos a pymes y autónomos, incluso grandes empresas que quieren extender su actividad a otros países, contratan servicios jurídicos externos especializados, como los que ofrece dPG Legal, con sede también en Portugal, que lleva tiempo ayudando a empresas españolas en la creación de empresas en Portugal o la contratación de personal laboral en el país vecino para extender su mercado o llevar a cabo acciones empresariales puntuales.

En resumen, contar con el asesoramiento jurídico y profesional de un despacho de abogados especializado puede suponer el primer paso en el éxito de una nueva empresa y, en el caso de las ya establecidas, evitar dar pasos en falso que puedan tener una gran incidencia en las mismas.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae